Mosca blanca y cotonet, medidas preventivas y tratamientos para su control en los cultivos de Caqui

Coarval > Actualidad > Mosca blanca y cotonet, medidas preventivas y tratamientos para su control en los cultivos de Caqui

En éstos últimos años, se ha detectado la presencia sobre el cultivo de caqui de la mosca blanca (Dialeurodes citri, Paraleyrodes minei) y el cotonet (Pseudococcus viburni, Pseudococcus longispinus, Planococcus citri) y son muchos los problemas que puede conllevar la presencia de estas especies. 

En éstos últimos años, se ha detectado la presencia sobre el cultivo de caqui de de la mosca blanca y el cotonet y son muchos los problemas que puede conllevar la presencia de estas especies.

Mosca blanca (Dialeurodes citri)

La mosca blanca vive en los cítricos, caqui y algarrobo, y en sus plantaciones puede formar plagas.  

Realizan picaduras en las hojas, de las cuales extraen savia, provocando un debilitamiento generalizado de la planta, incluso la pérdida de calidad del fruto. Segregan melaza propiciando el desarrollo de negrilla, que al cubrir la superficie foliar resta capacidad fotosintética al vegetal. El principal síntoma de su presencia es la detección de la melaza y secreción cérea, que pueden llegar a cubrir totalmente el envés de la hoja, generando problemas al agricultor en el trabajo rutinario y en la recolección, así como propiciando el desarrollo de negrilla. Además, la abundante secreción cérea puede propiciar el desarrollo de otras plagas, como cochinillas y ácaros, que quedan protegidas por ella frente a tratamientos fitosanitarios y a la acción de enemigos naturales. 

Las moscas blancas provocan dos tipos de daños: que derivan de su alimentación: 

  • Las larvas clavan su estilete en las hojas, de las que succionan gran cantidad de savia y excretando melaza. 
  • Los adultos también causan picaduras de alimentación a lo largo de toda su vida. 
  • Cuando las poblaciones son elevadas se producirá un debilitamiento general de la planta. 
  • Este debilitamiento se traducirá en menor producción y calidad de los frutos. 
  • Se podría llegar hasta a necrosis de las hojas más afectadas. 

Medidas preventivas 

Un buen planteamiento previo del cultivo procurando llevar a cabo medidas que eviten o retrasen la entrada de plagas es de vital importancia para saber cómo controlar la mosca blanca: 

Se ha de procurar que el material de plantación esté libre de plagas y enfermedades. Y que no haya posibles hospedadores alternativos o restos de un cultivo anterior afectado. Se recomienda mantener la finca libre de malas hierbas y cultivos precedentes, como mínimo, entre dos semanas y un mes antes de establecer el nuevo cultivo. De esta manera, evitaremos que la mosca blanca continúe su ciclo y desaparezca, al menos, durante los primeros estados de desarrollo de la planta. 

La instalación de trampas pegajosas amarillas en el interior una semana antes de la plantación permitirá eliminar las pocas moscas que queden y, estas mismas trampas, colocadas a una altura adecuada durante todo el ciclo de cultivo permitirá detectar y seguir las evoluciones de las poblaciones de adultos. Con los niveles de captura se podrán tomar decisiones de actuación o de no actuación. 

Durante todo el cultivo se deben eliminar las malas hierbas que sirven de lugares de multiplicación de la mosca. cultivadas son muy interesantes de cara a reducir la transmisión de virosis. 

Al final del cultivo se deberán destruir las plantas para evitar dispersiones de la mosca, sobre todo cuando puedan ser portadoras de virus. 

Cotonet (Paraleyrodes minei)

El cotonet es un insecto que se alimenta de la salvia de la planta y segrega una gran cantidad de melaza con un alto contenido en azucares. 

Sobre esta capa de melaza se desarrollan hongos saprófitos, que forman la negrilla. Los frutos manchados por negrilla pierden calidad comercial y cuando se forman colonias bajo los sépalos pueden madurar prematuramente. 

Generan daños parecidos a los pulgones. Pueden producir defoliaciones parciales, desecamiento de brotes y tallos, así como una reducción sensible de la producción actual y futura de la plantación. Estos efectos los producen directamente al absorber la savia de las plantas, o indirectamente al desarrollarse la negrilla sobre la abundante segregación de melaza. 

La melaza segregada por esta plaga favorece el ataque del hongo que ocasiona la negrilla, que merma la capacidad fotosintética de la planta, así como la respiración de ésta, pudiendo además depreciar la calidad de la cosecha y dificultar la penetración de los fitosanitarios. 

Medidas preventivas 

Teniendo en cuenta que los machos son alados, se puede detectar la presencia de la cochinilla de los cítricos de forma rápida. Para ello se pueden utilizar trampas,y con éste sistema de detección se pueden intervenir con prontitud, de modo la estrategia para combatirla es más eficaz. 

Ante ésta problemática, la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) ha exigido a la Generalitat Valenciana que destine más fondos al Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (IVIA) para que pueda acelerar la búsqueda de respuestas eficaces contra las plagas y enfermedades que están amenazando el cultivo del caqui, entre ellas, la mosca blanca y el cotonet. 

El caqui presenta un problema cada vez más elevado, la incidencia récord de cotonets y moscas blancas han disparado las mermas de cosecha al 50% en muchos campos. Piden soluciones o acabará desperdiciándose gran parte de la fruta. Desde IVIA se está trabajando en el control químico y biológico de plagas y enfermedades, pero también en nuevas variedades de caquis.  

Tratamientos recomendados para mosca blanca y cotonet:

MOVENTO

GOLD CLOSER ​

ACEITE DE PARAFINA ALBELDA CE 79% P/V

Otras noticias