Turquía acapara las alertas europeas por uso o exceso de algunos pesticidas no autorizados

Coarval > Actualidad > Turquía acapara las alertas europeas por uso o exceso de algunos pesticidas no autorizados
alertas europeas

Los datos del primer trimestre de este 2022 del Sistema Europeo de Alerta Rápida para Alimentos y Piensos (RASFF) ponen de manifiesto que a Turquía se le ha rechazado el 60% del total de frutas y hortalizas por contener materias activas no autorizadas en la UE o por observar Límites Máximos de Residuos (LMR) superiores a los autorizados en el ámbito comunitario. Así lo denuncia LA UNIÓ de Llauradors, además de señalar que con estos datos se deberían suspender las importaciones hasta realizar una auditoría exhaustiva.

Turquía concentra 180 alertas en sus importaciones

En el primer trimestre de 2022, se han realizado 180 intercepciones en importaciones hortofrutícolas de Turquía por el uso y abuso de pesticidas no autorizados. El pasado mes de febrero se dieron 45 interceptaciones, y parece que el mes de marzo esta escala ha ido en ascenso, aunque no sé tienen los datos exactos. Las principales sustancias presentes han sido Metil Clorpirifos o Clorpirifos, materias activas como se sabe prohibidas en territorio europeo.

En este sentido, a principios de marzo LA UNIÓ solicitó a la Comisión Europea y al Gobierno de España el cierre de las importaciones de frutas y hortalizas procedentes de Turquía. Para ello, se enviaron escritos dirigidos a la DG Sante, responsable de las políticas de la UE sobre salud y seguridad alimentaria, y a la Dirección General de Sanidad de Producción Agraria del Ministerio de Agricultura.

Y, aunque las reiteradas denuncias por alertas sanitarias hicieron que la Comisión Europea incrementara los controles de las importaciones turcas en una frecuencia del 20%, lo cierto es que esto no ha bastado para que se minimice o deje de usarse estas sustancias.

Concretamente, ese 20% en la frecuencia de los controles se llevó a cabo en naranjas, mandarinas, clementinas, wilkings e híbridos similares de cítricos y en los limones, así como en pimiento y granadas procedentes de Turquía. También, se aumentaron los controles a otros productos como las avellanas hasta el 20%, o los pistachos y las hojas de parra hasta el 50%. Pero, en otros productos como los pomelos y a pesar de las alertas, no se ha aumentado la frecuencia de controles.

LA UNIO solicita un aumento de los controles

Por todo ello, LA UNIÓ solicita un aumento de la frecuencia de los controles físicos y de identidad hasta el 50% para todas las frutas y hortalizas turcas. También solicita poner fin a la asimetría arancelaria, ya que mientras Turquía exporta a la UE con un arancel del 20%, a España se le aplica el 54% para exportar a Turquía.

Por último, exige que se den pasos hacia adelante para frenar esta situación de competencia desleal, además de tratarse de producciones con los estándares más bajos de los exigidos a los productos europeos.

Otras noticias